julio 5, 2022

Noticias México.NET

Noticias que sí necesitas

Reflexiones sobre la la seguridad de datos

3 minutos de lectura

Rick Vanover, director Senior de Estrategia de Productos 

Hoy en día la privacidad importa. La privacidad de datos es más importante que nunca. Desde el punto de vista de la concientización, la privacidad de datos no recibe la atención que requiere. Veo que las organizaciones de TI gestionan constantemente grandes cantidades de datos que realmente ya no importan. Los datos ROT (Redundantes, Obsoletos, Triviales) deben ser sacados de su ciclo de vida del almacenamiento. 

Mi consejo práctico en el Día de la Privacidad de Datos es evaluar qué datos están dónde, e identificar qué debe eliminarse. Si no es necesario eliminarlos, determine si los datos seleccionados se deben mover a un nivel o política correctos. Desde una perspectiva de privacidad, donde están es un primer paso importante del proceso.

Dave Russell, vicepresidente de Estrategia Empresarial 

Actualmente, la privacidad de datos está en mayor riesgo que nunca. Existen preocupaciones sobre la fuga accidental de datos, que no es maliciosa, pero que de cualquier forma representa una oportunidad de exposición. Cada vez más, las amenazas cibernéticas y el ransomware ya no apuntan a los datos para que los delincuentes los encripten hasta que se pague un rescate por ellos, sino que ahora la exfiltración de datos y la fuga intencional de datos pueden ser componentes del ciberataque. Incluso pequeños fragmentos de datos pueden ser importantes, y ahora muchos fragmentos de datos se pueden combinar para representar un riesgo de privacidad aún mayor. Esto significa que la seguridad de los datos, las revisiones frecuentes de qué datos realmente se requieren conservar y la disponibilidad de los datos son necesarios para garantizar que los datos corporativos y personales permanezcan seguros.

Carlos Ramirez, Territory Account Manager en Veeam para el norte de México

Conforme el mundo se vuelve cada vez más digital, la reglamentación en torno al cuidado que hay que tener en la protección y privacidad de la información que está en nuestro poder es cada vez más estricta. No es para menos: más allá del creciente número de ataques y vulnerabilidades, el riesgo se incrementa debido a la falta de concientización que pone en peligro los datos personales, intencional o accidentalmente. Es vital afianzar el hábito de protegerlos, de ahí que el hecho de que exista un Día de la Privacidad de Datos (28 de enero) es sumamente importante, pues promueve la necesidad de contar con políticas y procedimientos definidos para tratar y salvaguardar datos personales, así como para evaluar, detectar y atender las necesidades de privacidad y seguridad de forma preventiva. Quien esté atrasado en este tema debe apresurarse. No se trata sólo de evitar multas o caer en situaciones que dañen la reputación del negocio: Asegurar la privacidad de datos refleja una sólida gobernabilidad de la información que se traduce en mayor confiabilidad y más negocio.

Deja un comentario