febrero 22, 2024

Hikvision y Dahua implicados en posible espionaje chino acusa el gobierno de la ciudad de Quebec

4 minutos de lectura
Esta "alerta de seguridad", que detalla las numerosas vulnerabilidades de estas cámaras, fue enviada el año pasado a varios socios de los servicios de inteligencia canadienses, incluido el Ministerio de Ciberseguridad Digital de Quebec, para advertirles sobre la empresa china.

En 2022, la ciudad de Quebec anunció planes para instalar una red de cámaras de vigilancia en espacios públicos como parte de una iniciativa de seguridad pública. Sin embargo, el proyecto enfrentó críticas y preocupaciones de defensores de la privacidad y algunos residentes, quienes cuestionaron el potencial exceso de vigilancia y la protección de la información personal.

Una de las principales preocupaciones fue la participación de empresas chinas en el proyecto. Las cámaras iban a ser suministradas por Hikvision y Dahua Technology, dos empresas chinas vinculadas al gobierno chino y acusadas de facilitar violaciones de derechos humanos en China. Esto generó temores de que las cámaras pudieran utilizarse para la vigilancia y recopilación de datos con fines más allá de la seguridad pública, comprometiendo potencialmente la privacidad y seguridad de las personas.

Los críticos también señalaron que el uso de cámaras fabricadas en China podría representar un riesgo de ciberseguridad, ya que podrían ser explotadas por el gobierno chino u otros actores malintencionados para acceder sin autorización a datos sensibles o interrumpir infraestructuras críticas.

En respuesta a estas preocupaciones, la ciudad de Quebec finalmente decidió cancelar el proyecto y explorar opciones alternativas para medidas de seguridad pública que abordaran las preocupaciones sobre privacidad y seguridad.

Es importante destacar que, si bien había preocupaciones legítimas sobre un posible espionaje chino y riesgos para la privacidad, el alcance de la amenaza real planteada por las cámaras sigue siendo motivo de debate. Algunos expertos sostienen que los riesgos se exageraron y que las cámaras podrían haberse utilizado con fines legítimos de seguridad pública. Sin embargo, la controversia destaca la necesidad de una cuidadosa consideración y transparencia al implementar tecnologías de vigilancia en espacios públicos, equilibrando las necesidades de seguridad pública con los derechos de privacidad y los riesgos de ciberseguridad.

Las cámaras de Hikvision representan un peligro para la seguridad del país, ya que China podría utilizarlas para espiar a Canadá, según afirman los servicios de inteligencia canadienses en una alerta de seguridad enviada al gobierno de Quebec, de la cual nuestro Bureau d’enquête ha obtenido una copia.

«La empresa china Hangzhou Hikvision Digital Technology Co. Ltd representa una amenaza para la seguridad nacional de Canadá, ya que ella y sus productos podrían servir como plataforma de recopilación de inteligencia tanto para el país como para el extranjero», se lee en el documento del Servicio Canadiense de Inteligencia de Seguridad (SCRS) fechado el 2 de noviembre de 2022.

Esta «alerta de seguridad», que detalla las numerosas vulnerabilidades de estas cámaras, fue enviada el año pasado a varios socios de los servicios de inteligencia canadienses, incluido el Ministerio de Ciberseguridad Digital de Quebec, para advertirles sobre la empresa china.

Acusado de espionaje formalmente

El 27 de octubre de 2022, Yuesheng Wang, un ex empleado de Hydro-Québec, fue arrestado y acusado de espiar para China. Wang, ciudadano chino, había trabajado como ingeniero de investigación en la empresa de servicios públicos propiedad del gobierno canadiense desde 2010. Su responsabilidad incluía la investigación sobre sistemas de transmisión de energía de alto voltaje.

Según la Real Policía Montada de Canadá (RCMP, por sus siglas en inglés), Wang fue reclutado por oficiales de inteligencia chinos en 2015 y comenzó a proporcionarles información delicada sobre los proyectos de investigación y desarrollo de Hydro-Québec. La información que proporcionó podría haber sido utilizada para beneficiar al sistema eléctrico y militar de China.

Wang fue arrestado tras una investigación conjunta de la RCMP y el Servicio Canadiense de Inteligencia de Seguridad (CSIS). Actualmente, enfrenta cargos según la Ley de Seguridad de la Información, con una pena máxima de cadena perpetua.

La detención de Wang ha suscitado preocupaciones sobre la seguridad de la infraestructura crítica de Canadá. Hydro-Québec es un importante proveedor de electricidad para la provincia de Quebec, y sus proyectos de investigación y desarrollo son esenciales para mantener la confiabilidad y eficiencia de la red eléctrica. El hecho de que un ciudadano chino haya logrado infiltrarse en Hydro-Québec y robar información delicada representa una grave violación de la seguridad.

El gobierno canadiense está tomando medidas para fortalecer la seguridad de su infraestructura crítica en respuesta a este incidente. Estas medidas incluyen aumentar la financiación para medidas de seguridad, realizar verificaciones de antecedentes más exhaustivas a los empleados y mejorar las medidas de ciberseguridad.

About The Author

Deja un comentario

Copyright © Todos los derechos reservados. LimonMKT | Newsphere por AF themes.